Divorciarse ante notario, sin pasar por los Juzgados.

Por lo general, los divorcios o rupturas matrimoniales suelen tramitarse por la vía judicial, por ser el procedimiento civil más usual para estos casos. Pese a ello, cada vez son más las personas interesadas en poder divorciarse ante notario. Es el denominado, divorcio express.

Es importante disponer de un abogado experto en familia o de un abogado especialista en divorcios para tratar de la mejor manera estos casos.

El divorcio notarial presenta varias ventajas frente al procedimiento de divorcio ante los Juzgados:

Es un procedimiento mucho más rápido. El procedimiento judicial de divorcio suele durar varios meses, en función de cada Juzgado. El divorcio express ante notario puede llegar a finiquitarse en menos de un mes.

  • Suele tener un coste menor para el ciudadano.
  • No es necesaria la asistencia de procurador de los tribunales. Solamente requiere la asistencia de abogado y notario para escriturar el divorcio.
  • El divorcio es efectivo al momento de la firma ante notario. La escritura de divorcio equivale a una Sentencia, pero ésta es inmediata en el momento en que se suscribe el acta ante notario.
  • Tiene la misma eficacia y relevancia que la resolución judicial de divorcio, produciendo los mismos efectos legales.

Ahora bien, no todos los procedimientos de divorcio pueden hacerse ante notario. Se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Debe existir mutuo acuerdo entre los cónyuges. No puede ser un divorcio contencioso.
  • Deben haber transcurrido al menos tres meses desde el matrimonio.
  • No pueden existir fruto del matrimonio, hijos menores de edad o bajo tutela o curatela.
  • El notario a elegir por las partes debe tener la competencia territorial para llevar a cabo el divorcio rápido o express. Es decir, que sea del lugar de la última residencia común de los cónyuges o en la localidad de cualquiera de los domicilios los mismos.

Tramitar el divorcio notarial es sencillo. Los cónyuges deberán acudir a su abogado de confianza, para que redacte un convenio regulador a medida según las necesidades de las partes. Dicho convenio, una vez firmado, se presentará ante notaría, el día y la hora acordados, debiendo los cónyuges, mostrar su conformidad con el mismo y su clara voluntad de divorciarse. Con ello, se plasmará en escritura pública notarial el divorcio, incorporando en la misma el convenio regulador de mutuo acuerdo, y se remitirá el divorcio al Registro Civil para inscribirlo como tal.

Será importante que los cónyuges, desde el primer momento presenten sus documentos identificativos, certificado de matrimonio, libro de familia y certificados de nacimiento de hijos mayores de edad, y certificado de empadronamiento. A nivel tributario, será menester que los interesados procedan a liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) en plazo de un més desde el divorcio de mutuo acuerdo, en aquellos casos en que la liquidación del régimen económico matrimonial conlleva cambios de titularidades, derechos reales y propiedad.

El procedimiento para llevar a cabo el divorcio de mutuo acuerdo notarial viene regulado en la Ley de Jurisdicción Voluntaria, en remisión al artículo 54 de la Ley del Notariado y artículos 82 y ss.del Código Civil.

Para mayor información consulte con su abogado civil experto en divorcios y pida cita previa en el bufete de abogados de Barcelona.

DELTELL ABOGADOS
C/Rosselló nº 42, 3º 4ª
CP08029 Barcelona
www.deltellabogados.com

Contacto Whatsapp
¿Necesitas ayuda?